COCINA FLORENTINA

Recetas Cocina Florentina

La cocina florentina es conocida en todo el mundo gracias a algunos platos que se han convertido universalmente en el símbolo de la ciudad, tales como el bisteck, pappa al pomodoro (sopa de tomate), o la ribollita (minestrone).


Elaborada con ingredientes simples, la cocina florentina cruzó los límites de la ciudad cuando en 1533 la jóven Catalina de Medici contrajo nupcias con Enrique de Valois, rey de Francia.

La nueva reina de Francia tenia sólo 14 años, sin embargo era ya amante de la buena cocina haciéndose acompañar habitualmente de algunos cocineros y pasteleros.


Con la llegada de la nueva reina, Francia conoció los aromas y sabores de la cocina florentina de la corte, a través de recetas como la salsa blanca, sopa de cebolla, la lengua en dulce.


Muy diferente era en cambio la cocina de la gente común, que se basaba en ingredientes sencillos como el pan, el aceite y las verduras de huerto. Es sobre todo esta cocina "pobre" la que se transmitió de familia en familia, aunque faltan todavía algunas de las recetas más elaboradas, tales como carne de res preparada en dulce. El plato de Florencia que se hizo más famoso en todo el mundo fué, sin duda, el bisteck a la florentina: Requiere de una carne de vaca o buey de alta calidad. Debe ser cortada a la perfección con un espesor de 5.6 cm, cocinada a la brasa, después de cocinada, sazonada con sal, pimienta y un chorrito de aceite de oliva.


El primer plato toscano verdadero es la sopa, salsa de tomate y ribollita, sopas calientes, que en verano se sustituyen por la panzanella.


Además de los filetes, entre ellos de pescado como: Pescado a la florentina, y otras carnes, caracterizan también ésta cocina: Carne de venado y carne de cerdo. Otra pasión de los florentinos es el hígado. El hígado de pollo, junto con la ternera, son los ingredientes básicos de la omnipresente bruschetta, que se acompaña con recortes como finocchiona, queso, jamones, embutidos y postres.


No podemos dejar de mencionar la embajadora mundial de la cocina italiana: La pasta. En Florencia son especialistas en la preparación de los canelones rellenos con ricotta y espinacas. De ello proviene el nombre del plato: Canelones a la florentina. Entre los muchos platos merecen un lugar especial los frijoles y cocidos.


Entre los postres, el antiguo castagnaccio (pastel de castañas), la schiacciata alla fiorentina, y la dulcisima schiacciata con l'uva.


que comer en Florencia