LA INUNDACIÓN DE 1966.. FLORENCIA BAJO LAS AGUAS!

INUNDACIÓN DE 1966 EN FLORENCIAFirenze, ciudad cuna del Renascimiento, siendo patrimonio artistico del mundo, con su centro histórico nombrado desde 1982 Patrimonio de la Humanidad en la lista de la Unesco, sufre en 1966 una terrible inundación, que no solo causó la muerte de 34 personas, de las cuales 20 eran de la provincia, sino que también dañó notablemente la ciudad y sus espléndidos recuerdos. El 4 de Noviembre el Arno sobrepasó sus limites y la ciudad fue invadida por el agua, el barro y la melancolía. Es en ese entonces, fué cuando ocurrió algo verdaderamente extraordinario. Uno de los gestos más grandes de solidariedad espontánea y colectiva que jamás se hayan demostrado.

Las lluvias en menos de 24 horas aumentaron más de 400 mm la cabecera del Arno y de 190 mm la ciudad de Florencia lo que provocó la mayor crecida de este río, que se cifró en 3.540 m³/s en Rosano y 4.500 m³/s en la capital toscana. Las aguas invadieron el casco histórico florentino alcanzando más de 5 metros de altura en algunos puntos como la Piazza de la Santa Croce, y causando graves daños, sobre todo en el Ponte Vecchio.

Pisa sufrió también el desbordamiento del río. Otro foco lluvioso importante se localizó más al norte, en el Véneto. No existia la protección civil en aquellos años, sin embargo millares de voluntarios se ofrecieron a ayudar a los florentinos a remover el fango que habia invadido todo. Muchos jóvenes viajaron de diferentes partes del mundo para intentar recuperar las obras de arte afectadas por la inundación.

“Los Angeles del Fango”

Los llamaron los ángeles del fango, dos mil jóvenes, algunos llegados de otros países, quienes en 1966, luego una monumental crecida del río Arno, el cual inundó Florencia, corrieron a rescatar del lodo antiguos libros empapados, preciosos cuadros y tallas que chorreaban, y otras bellezas arrastradas por la corriente, y los pusieron a buen recaudo. Con el agua a la altura de las rodillas, contribuyeron a salvar el patrimonio artístico de la ciudad. Florencia rendirá siempre homenaje a sus ángeles!!

A la tragedia de la inundación, como esto dá testimonio, se unió un fuerte sentido de solidariedad humana, el despertar del sentido civil, de comunidad y el indomable espiritu de Florencia.

De la tragedia renació la esperanza!